Edenorte dice que eliminó nómina paralela del pasado gobierno

Pasado, presente y futuro
Por René Polanco
Desde el 16 de agosto del 2020 hasta la fecha, en Edenorte Dominicana se producen variantes positivas en todos los órdenes, situación que ha permitido una recuperación significativa, tanto a lo interno de la empresa como de su credibilidad a nivel de la opinión pública.
Desde la optimización de sus recursos tangibles, como la disposición de sus colaboradores de entregarse al proceso de recuperación, podemos afirmar que avanzamos con determinación y pasos firmes hacia un futuro halagüeño para la entidad.
Con la significativa reducción de empleados hallados en nómina y nominillas en agosto pasado, el aumento de los cobros del servicio cada mes, así como los clientes, Edenorte definitivamente transita el camino de la recuperación tanto cualitativa como cuantitativamente.
Como un ejemplo del desorden administrativo que había en febrero del 2020, se puede resaltar 2,946 personas cobraban como empleadas, a las que sumaban otras 1,367 de nominillas (en total 4,313). Justo un año después los colaboradores fueron reducidos a 3,018, al tiempo que desaparecieron todos los integrantes de la nómina paralela.
El manejo escrupuloso del dinero de la empresa por parte de los actuales incumbentes, ha permitido un ahorro por el orden de los 114 millones de pesos al mes, detallados en 91.7 en pago del personal, 12 millones en nominillas, 7 millones en combustibles y 3 millones en tecnología.
En marzo del 2020 el cobro a los clientes fue de 1,646 millones de pesos, cifra que en agosto se elevó a 2,577 y en marzo pasado la cobranza fue de 2,233 millones, con un incremento de 587 millones de pesos.
El abastecimiento de energía a los abonados de Edenorte es otro renglón donde la actual administración muestra un sostenido crecimiento, pues en febrero del 2020 fue de 94.5 por ciento, en agosto de ese año de 97.1 y en febrero pasado de 99.1, con energía entregada GWh febrero 2020 de 332.7, en agosto 2020, 433.5 y en febrero pasado de 339.3.
Concomitantemente con las recuperaciones de esas áreas, Edenorte ha sabido construir obras eléctricas de importancia para las comunidades donde se han desarrollado.
Entre estas se pueden citar el troncal Jarabacoa-reconducción de líneas; reconducción de líneas Juan Adrián-Piedra Blanca, en Bonao y la Iluminación del tramo carretero Puerto Plata-Cabarete-Sosúa.
De igual manera, la iluminación del tramo carretero desde La Vega-Santo Cerro-Santiago, iluminación tramo carretero Cruce del Pino hasta San Francisco de Macorís, del tramo carretero El Morro de Montecristi; iluminación tramo carretero Cotuí-Quita Sueño-Presa de Hatillo-Ferri y la iluminación de los puentes de Guayubin, Canabacoa y Mao, entre otros.
En los primeros siete meses de esta gestión también se han dispuesto tiempo y recursos económicos para rehabilitar proyectos de redes, destacándose los de Canta Rana (Moca); El Limón (Santiago); Jobo Corcobado (Montecristi) y Tireo (Constanza).
Con relación a las pérdidas de electricidad, en febrero 2020 fue de 20.5%; en agosto pasado, de 24.0% y en febrero de este año, de 21.3%, correspondiente la pérdida técnica al 11.7 %.
Cabe resaltar que las pérdidas técnicas se originan por las condiciones propias de las instalaciones, o por la circulación de energía a través de la red de distribución.
En tanto que las no técnicas están relacionadas por el robo o hurto, por fraude, por administración o comerciales. La pérdida por usuario sin registro representa el 8.3% (262,000 clientes).
Con relación al parque de generación que en estos momentos hay en el país, se informó que es de más de 3 gigas, mientras que la demanda eléctrica nacional es de entre 2.4 a 2.6 gigas, de los que Edenorte consume 715 megas.
Como toda empresa con una clara visión de sus necesidades y perspectivas para continuar optimizando el servicio que ofrece, Edenorte necesita abastecerse de medidores para bajar las pérdidas, normalizar los clientes y contratar todos los que estén en el área de las 14 provincias.
Sobre el Índice de Recuperación de Efectivo (CRI), al tiempo de informar que este indica el por ciento de energía que se cobra de la que se compra a los generadores, en febrero 2020 fue de 80.4%; en agosto 2020, 76.6% y en febrero 2021, de 80.5 por ciento.
De cara al futuro, Edenorte contempla un plan de expansión de redes y subestaciones, para que todos los pueblos ubicados en su zona de concesión tengan servicios de energía y con calidad.
Se trata de un proyectado hasta el 2030 con los siguientes parámetros: 26,900 millones de pesos en inversión; 5,540 kilómetros de redes de media y baja tensión y 24,759 transformadores.
Pedro Martinez

Pedro Martinez

Periodista, Presidente de la Asociación de Cronistas Policiales de la República Dominicana

Read Previous

Sigue el “tapa floja” matando gente, PN reporta cinco más en tres provincias

Read Next

De nuevo el “tapa floja”, cuatro personas mueren por intoxicación alcohólica, sube a nueve en la LN

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *